• Todos Reciclamos

¿Cómo Alemania logra reciclar el 98% de sus botellas plásticas?

Actualizado: 30 de sep de 2019

por Carolyn Froimovich





Foto: Sebra en Shutterstock

La Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor (Ley REP), promulgada en mayo de 2016, establece en su decreto supremo (junio, 2019) que al año 2030 Chile debe estar reciclando el 45% de los envases y embalajes de plástico post-consumo.


Actualmente, según cifras del Ministerio del Medio Ambiente de Chile (MMA), nuestro país solo recicla un 4% de los envases que ya han sido utilizados, dentro de los cuales menos del 15% corresponde a plástico PET. Este material es el que usualmente se utiliza para las botellas desechables o de un solo uso, el cual es 100% reciclable.


El desecho de estos envases es un gran contribuyente a la crisis ambiental, siendo botados en las calles, vertederos e impactando fuertemente a la biodiversidad marina. Anualmente 8 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos, lo que equivale a vaciar un camión de basura por minuto.


Una experiencia exitosa para reducir el plástico y otros materiales, la podemos encontrar en Alemania, con su ya famoso pfand (depósito) en los envases de bebestibles.


¿Qué es el pfand y cómo funciona?


Este sistema consiste en un depósito en dinero que se cobra adicionalmente a la compra de un bebestible que esté envasado en plástico, lata o vidrio.


Una vez consumido, el envase se entrega en un punto de retorno o máquina de reciclado -generalmente habilitados en supermercados-, o a una botillería. Este depósito es devuelto en dinero en efectivo o como descuento para una siguiente compra en el local, independiente de si las bebidas fueron compradas en ese mismo lugar o no.


Esto se debe a que la Ley en Alemania establece que ciertos supermercados o puntos de venta, que vendan bebidas embotelladas, deben tener un lugar donde devolver los envases con el pfand (depósito). Estos envases son recolectados y transportados para luego clasificarlos y reprocesarlos.



Foto: minuto20.es

¿Reciclables o reutilizables? Incentivos diferenciados


Este incentivo económico, o pfand (depósito), está sujeto a dos tipos de envases: los reciclables, o “einwegpfand” (depósito para reciclable), como las latas y botellas de plástico delgado (de un solo uso); y los reutilizables, o “mehrwegpfand” (depósito para retornable), como los envases de vidrio y de plástico de alta resistencia.


En términos monetarios, los precios del pfand (depósito) pueden oscilar entre los 0,08€ por botella de vidrio, a 0,25€ por botellas PET o latas, diferencia que incentiva el consumo de envases reutilizables por parte de los consumidores.


El establecimiento de estos valores varía según volumen, impacto ambiental y el contenido de los envases. Estos pueden ser fácilmente identificados por una pequeña imágen en la etiqueta.



Foto: Sebastián Hennigs

¿Cómo surgió el sistema de depósito para envases de bebestibles en Alemania?


La idea de un depósito obligatorio se estableció en las reglamentaciones dentro de la Ordenanza de Envases Alemán (1991, Verpack V), formalizada posteriormente en 1996 con la “Ley de Reciclaje y Gestión de Residuos”. En 1991 se estableció una cuota mínima de un 72% para los envases de bebestibles reutilizables presentes en el mercado. En el caso de una cuota inferior, se impondría un depósito obligatorio en los envases no reutilizables.


En 1997, esta cuota cayó por primera vez bajo el 72%, una tendencia que fue acentuándose con los años. Esto llevó a la introducción de un Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) obligatorio a partir de enero de 2003, lo que condujo a fuertes batallas legales entre el gobierno alemán y la industria embotelladora de dicho país. Como resultado, el sistema inicial tenía algunos inconvenientes críticos. Varios cambios importantes y optimizaciones al sistema inicial tuvieron lugar hasta mayo de 2006, cuando el SDDR comenzó a implementarse en todo el país.


Desde el 1 de enero de 2019 se sustituye este decreto al entrar en vigor la nueva Ley de Envases alemana (Verpack G), que busca crear aún más conciencia, diferenciando entre las botellas que son retornables y las que son reciclables.



¿Cuáles han sido sus resultados?


Actualmente, en Alemania se fabrican más de 19 millones de toneladas de plástico anualmente. De estas, casi un tercio del total de la producción se procesa en envases.


Hoy en día, según Deutsche Umwelthilfe (Asociación alemana sin fines de lucro para la protección del medio ambiente y del consumidor), este país recicla el 98% de sus botellas plásticas y un 98,5% del total de los envases con pfand, el triple de lo que se conseguía previo a la implementación de “Ley de Reciclaje y Gestión de Residuos” .

¿En qué otros países existe este depósito y cuál ha sido su experiencia?


Tal como en Alemania, hoy en día, hay más de 40 países y 21 estados de EEUU que operan algún tipo de Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SSDR).

Un estudio realizado por el Comité de Medio Ambiente del Parlamento del Reino Unido, establece que países con SDDR para botellas de plástico tienden a reciclar entre un 80% y un 95%.


En Europa, son 10 los países que operan bajo este sistema: Croacia, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Alemania, Islandia, Lituania, Países Bajos, Noruega y Suecia, siendo Noruega el caso de mayor éxito, alcanzando una tasa de reciclaje del 99% del total de los envases con depósito.


Por su parte, Francia está considerando su aplicación a nivel nacional, e Inglaterra planea implementarlo a partir del año 2023. En tanto, la Unión Europea, en su Directiva Sobre Plásticos De Un Solo Uso, requiere que sus estados miembros recolecten el 77% de las botellas de plástico de un solo uso comercializadas para 2025, y el 90% para 2029.


¿Cuáles son los beneficios de implementar un sistema de devolución de depósito?

Existen múltiples ventajas en la implementación del sistema de devolución de depósito, algunos de ellas son:

  1. Incentivar el consumo consciente.

  2. Abordar el problema de la basura: reducción de envases abandonados y vertido incontrolado o "littering".

  3. Mejor calidad de los envases utilizados recogidos.

  4. Mayor tasa de reciclado.

  5. Beneficios económicos: por ejemplo, los productores pueden reducir su costo de producción utilizando materiales reciclados, lo cual es más económico que extraer y procesar materiales nuevos.

  6. Beneficio ambiental: menos gases de efecto invernaderos emitidos en la atmósfera y un mayor ahorro energético.

Entonces, ¿Por qué no todos los países lo han implementado?


Si bien son muchos los beneficios de implementar un sistema de devolución de depósito, también hay algunos aspectos a considerar:


  1. El costo de implementación y funcionamiento: se deben instalar suficientes máquinas para la devolución de estos envases, en la mayor cantidad de lugares posibles. Esto tiene un costo de transporte, mantenimiento y administración.

  2. El sistema de devolución de depósito depende de una producción de residuos. La prevención y reutilización de los desechos siempre deben ser la primera opción, ya que implican un menor consumo energético y nos acercan al anhelo de una sociedad cero residuos.

  3. El movimiento transfronterizo de envases con depósitos puede ser un problema. Actualmente se está discutiendo un acuerdo entre Alemania y Dinamarca para establecer un SDDR entre estos países, que permita a los consumidores elegir qué depósito pagar según el país donde devuelvan el contenedor vacío.


¿Es más conveniente implementar depósitos para envases de bebidas reciclables o reutilizables?



Foto: Freepik

A corto plazo, tener más sistemas de devolución de depósitos de reciclables beneficiaría a la economía circular y al reciclaje. Pese a ello, a largo plazo y con el objetivo de reducir los residuos (going zero waste), algunos de estos sistemas de reciclaje podrían reemplazarse por sistemas de reutilización (retornables), ya que las cadenas de suministro se acortan.


Fomentar el reciclaje es un buen primer paso, ya que la incineración y los vertederos siguen siendo la norma en muchos países. Sin embargo, la producción de botellas de un solo uso para reciclarlos tiene un alto costo ambiental y la tendencia debería ir hacia la prevención y la reutilización.


¿Cómo aprovechar la experiencia alemana para acercarnos a un Chile más sustentable?


En conclusión, para lograr las metas establecidas en la Ley REP chilena, el considerar experiencias internacionales exitosas, como la del pfand (depósito) alemán, resultaría beneficioso para orientar la implementación de nuestra propia legislación. No obstante, para ello es crucial tener en cuenta el contexto local, debiendo considerarse tanto el manejo y gestión de los residuos, como también aspectos culturales e históricos, además de las particulares fuerzas del mercado.


Tomar en cuenta estas medidas, amparadas en un robusto y comprensivo marco legal, con la suficiente flexibilidad, permitirá la aplicación exitosa de la Ley REP en su cometido por disminuir la generación de residuos, así como fomentar su reutilización y reciclaje, con la finalidad de incentivar prácticas que cuiden nuestro medio ambiente y protejan la salud de las personas.



Fuentes:

Beenen, J., Düsseldorf, Kläsgen, M., y Timmler., V, “Es grünt so grün im Plastik-Land”. Diario Züddeutsche Zeitung . 21 junio 2019. Disponible en:

https://www.sueddeutsche.de/wirtschaft/plastik-verpackungen-oeko-gruen-alternativen-1.4492282


Condamine, P., Zero Waste Europe, en “Deposit return schemes: resolving plastic waste”. Diario Government Europa. 2 enero 2019. Disponible en: https://www.governmenteuropa.eu/deposit-return-schemes-plastic/916


Gobierno del Reino Unido, “Consultation outcome. Introducing a Deposit Return Scheme (DRS) in England, Wales and Northern Ireland: Executive summary and next steps”. 22 Agosto 2019. Disponible en:

https://www.gov.uk/government/consultations/introducing-a-deposit-return-scheme-drs-for-drinks-containers-bottles-and-cans/outcome/introducing-a-deposit-return-scheme-drs-in-england-wales-and-northern-ireland-executive-summary-and-next-steps


Guzmán, L. “Las nuevas segundas vidas del plástico que evitan su nociva acumulación”, Diario El Mercurio. 6 junio 2019.


Maldonado, C., "PET, el plástico que abunda en Chile pero que hoy se debe importar para sostener una industria de reciclaje clave para la Ley REP". Diario País Circular. 17 junio 2019. Disponible en:

https://www.paiscircular.cl/consumo-y-produccion/pet-el-plastico-que-abunda-en-chile-pero-que-hoy-se-debe-importar-para-sostener-una-industria-de-reciclaje-clave-para-la-ley-rep/


Robertson, S., “Bottle Deposit Schemes; the way forward for a greener future?”. Diario Grow. 7 enero 2019. Disponible en: https://grow-media.co.uk/grow-talk/bottle-deposit-schemes-norway-uk-greener-future/


Spasova, B., “Deposit-Refund systems in Europe for one-way beverage packaging”. Enero 2019. Disponible en: http://www.acrplus.org/images/technical-reports/2019_ACR_Deposit-refund_systems_in_Europe_Report.pdf


Steffens, K., “A propósito de la REP: el pfand Alemán, una experiencia de logística inversa aplicada al reciclaje”. Plataforma Urbana. 21 mayo 2016. Disponible en:

http://www.plataformaurbana.cl/archive/2016/05/21/a-proposito-de-la-rep-el-pfand-aleman-una-experiencia-de-logistica-inversa-aplicada-al-reciclaje/



Nuestra conversación continúa en  
redes sociales
Instagram selo eureciclo
Facebook selo eureciclo