• Todos Reciclamos

Pacto Chileno de los Plásticos ¿por qué es tan importante?



¿Sabías que Chile fue el tercer país en el mundo en embarcarse a una economía circular de los plásticos?


La iniciativa, impulsada a nivel global por la Fundación Ellen Mac Arthur, y liderada en Chile por Fundación Chile y el Ministerio de Medio Ambiente, busca implementar metas concretas a nivel nacional para repensar y rediseñar el sistema de los plásticos.


Sigue leyendo para enterarte de qué trata el Pacto Chileno de los Plásticos (PCP), cuáles son las metas para el año 2025 y los beneficios de desarrollar una economía circular de los plásticos.


¿Comenzamos?


¿Qué es el Pacto de los Plásticos?


El Pacto de los plásticos es una iniciativa global, impulsada por la Fundación Ellen McArthur, que busca integrar a diversos actores en la cadena de fabricación, producción y consumo del plástico, para asumir desafíos respecto a este material, y avanzar hacia una economía circular.

Los primeros países en sumarse a la Red Global del Pacto por los Plásticos, fueron Inglaterra, Francia y Chile.


Posteriormente, se integraron nuevos países: Holanda, Sudáfrica, Portugal, Estados Unidos, y también, la primera iniciativa regional: el Pacto Europeo del Plástico.


Es decir, hoy en día, la red está formada por 7 países, y una iniciativa regional.


Las metas establecidas para el año 2025, son distintas para cada país y varían de acuerdo a sus propias posibilidades de avanzar hacia una economía circular de los plásticos.


Sin embargo, existe un mismo fin: que el plástico no sea considerado más como un residuo.




En Chile, el Pacto de los Plásticos (PCP) es una iniciativa liderada por Fundación Chile y el Ministerio de Medio Ambiente, cuyo objetivo es repensar cómo se producen, cómo se usan y cómo se disponen los distintos tipos de plásticos y generar los mecanismos que aseguren una economía circular de este material, evitando las externalidades e impactos negativos producidos al medio ambiente.


Pero, ¿Por qué es importante para Chile?


Actualmente, un 41,3% de los envases y embalajes en Chile están compuestos por plástico.


Pero al hablar de plástico, sabemos que existen distintas categorías de polímeros, que posibilitan o no su reciclabilidad.


La realidad chilena es que 67 de cada 100 envases de plástico que se usan para envases y embalajes domiciliarios y no domiciliarios, son potencialmente reciclables.


Sin embargo, actualmente son valorizados solo un 4,5% de los envases domiciliarios.



Fuente: adaptación de Hoja de Ruta Pacto Chileno de los Plásticos

¿Quieres saber cuáles son los plásticos reciclables en Chile?


¡Pincha aquí para averiguarlo!



¿Quienes integran el Pacto Chileno de los Plásticos?


El Pacto Chileno de los Plásticos está formado por una serie de empresas privadas, asociaciones gremiales, ONGs, fundaciones, entidades gubernamentales, entre otros.


Todos Reciclamos, es una de las 50 organizaciones colaboradoras del Pacto Chileno de los Plásticos.



Foto: todosreciclamos en Circula el Plástico

¿Quieres saber más?


Lee la entrevista realizada por Circula el Plástico a Marie Chauloux, fundadora de todosreciclamos: "Confianza en el reciclaje gracias al destino correcto de los residuos”.


Conoce cuáles han sido los principales desafíos de fomentar la #sustentabilidad, el #reciclaje y la #economíacircular en las empresas de consumo en Chile.


El camino para circular el plástico en Chile: conoce la Hoja de Ruta


La Hoja de Ruta del Pacto Chileno de los Plásticos (PCP), creada en el año 2019, es un instrumento que define los principales pasos a seguir por las organizaciones adscritas, para crear una economía del plástico que impacte lo menos posible en el medio ambiente.

Para ello, el PCP define 4 metas para alcanzar al año 2025. Para conseguir el logro de estos compromisos, más conocidos como “núcleos traccionantes”, se busca avanzar de forma colaborativa entre las partes, logrando acuerdos que permitan velar por un bien común.


¿Cuáles son los principales compromisos de la Hoja de Ruta - o núcleos traccionantes?



En Chile, los principales desafíos para el año 2025 contempla los siguientes compromisos:


  1. Tomar acciones para eliminar los envases y productos plásticos problemáticos e innecesarios a través del rediseño, innovación o modelos de entrega alternativos.

  2. El 100% de los envases y embalajes deben ser diseñados para ser reutilizables, reciclables o compostables.

  3. 1/3 de los envases y embalajes plásticos domiciliarios y no domiciliarios deben ser reusados, reciclados o compostados.

  4. Los envases y embalajes deben tener – entre sus distintos formatos- en promedio un 25% de material reciclado.


¿Quieres saber más?

Pincha aquí para conocer más sobre los objetivos del Pacto Chileno de los Plásticos.


Para la realización de cada compromiso, se definieron una serie de desafíos y soluciones, abordados a través de “categorías” y “ejes”.


¡Sigue leyendo para saber de qué tratan!


¿Cómo cumplir los compromisos?


Actualmente, los socios del pacto, ya están realizando iniciativas que apuntan hacia el cumplimento de las metas.


Estas iniciativas pueden enmarcarse dentro de las siguientes 5 categorías: reuso, reciclaje, economía circular, ecodiseño y alianzas.


A su vez, las categorías pueden ser abordadas a través de 4 ejes: innovación, infraestructura, cultura y diálogo.


Ejemplo de ello, es el compromiso de Sodimac con el medio ambiente, quienes buscan conseguir que al año 2025 1/3 de los envases y embalajes plásticos domiciliarios y no domiciliarios, sean reusados, reciclados o compostados, centrándose en la categoría de reciclaje y el eje de cultura.


Beneficios de implementar una economía circular de los plásticos


Foto: Brian Yurasits

Pasar de una economía lineal a una economía circular del plástico, implica no solo una serie de beneficios ambientales, sino que también implica una serie de beneficios sociales y económicos.


Algunos de los principales beneficios de embarcarnos hacia una economía circular del plásticos son:


  • Crea una economía efectiva en torno al plástico post-consumo


  • Reduce de manera drástica el volumen de plástico en el medio ambiente, especialmente en nuestros océanos: Según un estudio de Fundación Ellen Mac Arthur, si el mundo adoptara una economía circular integral, reduciríamos en un 80% los plásticos que ingresan anualmente a nuestros océanos.


  • Disminuye el consumo de combustibles fósiles: al desacoplar el plástico de la extracción de materia virgen.


  • Impulsa el desarrollo hacia un nuevo modelo de producción y consumo.


  • Mayor relevancia al trabajo conjunto con recicladores de base



¿Quieres saber cómo tu empresa puede ser parte del Pacto Chileno de los Plásticos?

Más información aquí.



¿Tu empresa tiene envases y embalajes de plástico?

¡Nosotros te apoyamos para darle circularidad!


No esperes más. Comienza a reducir el impacto de tus envases plásticos y únete al desarrollo de la economía circular.




Por Paula Salinas y Javier García de todosreciclamos

.-------------------------

Nuestra conversación continúa en  
redes sociales
Instagram selo eureciclo
Facebook selo eureciclo